Cortazar, otro diciembre, otra asunción presidencial y una entrevista que parece actual

Era también diciembre pero del siglo pasado, era 1983 y el escritor Julio Cortazar había viajado a Buenos Aires desde París para despedirse de su madre y asistir a una asunción presidencial a la que finalmente no lo invitaron. Transcribimos aquí un fragmento de una entrevista que le realizaran en esa oportunidad, su ultimo viaje a la Argentina:

—En función de esa información: ¿qué opinás sobre el proceso que se está abriendo en el país?

—Tengo la impresión de que al pueblo argentino se le ofrece una oportunidad única, después de las elecciones, de empezar un camino de ascenso, de salir del pozo. No solo es una oportunidad única, sino que voy a decir algo que no me gusta decir pero no tengo otro remedio: creo que es la última oportunidad que tenemos, y que si la perdemos —dado el estado de quiebra tanto económica como ética en que ha caído el país— los resultados pueden ser catastróficos. Los civiles tienen su destino en sus manos. ¿Qué significa eso? Significa por ejemplo que el trabajo del gobierno se cumpla, no en un clima de unión total porque eso es inconcebible, pero que las oposiciones sean constructivas. Que sean oposiciones críticas pero desde adentro, constructivas. Un poco como sucede en la lucha revolucionaria, donde una cosa es criticar lo que pasa en Cuba o Nicaragua —como yo hago todo el tiempo, pero desde adentro, siendo solidario— y otra muy distinta hacerlo desde afuera para destruirla.

Fuente: Texto publicado originalmente en The New York Times en español por Martín Caparrós

Barrio y Comunas

Mapas y Planos

Mapa oficial CABA
Share via
Copy link
Powered by Social Snap