Carlos Gardel

Gardel es sinónimo de tango, el máximo exponente en nuestro país y del mundo. Hoy se cumplen 85 años de su muerte y sigue cantando… cada día mejor y recordamos aquí su historia.

Carlos Gardel nació como Charles Romuald Gardes  en Toulouse, Francia, el 11 de diciembre de 1890, por lo que esta fecha es declarada Día Nacional del Tango en nuestro país. Si bien hay versiones encontradas sobre su nacionalidad tres investigadores (el argentino Juan Carlos Esteban y los franceses Georges Galopa y Monique Ruffi) encontraron su partida de nacimiento donde se certifica que nació en Francia.

Su madre era Berthe Gardes, la madre de Gardel, que lo sobrevive, confiesa antes de morir, a Blanca Delfino, esposa del apoderado de Gardel, que el padre de Gardel se llama Paul Lassere. Este dato, figura un artículo publicado en 1965 por Delfino. Berthe, habría sido alejada de su familia por ser madre soltera, recalando por esta razón en Buenos Aires. El presunto padre de Gardel, habría tenido, otras dos hijas también naturales con otra mujer.

Llegó a Argentina a los 2 años y 3 meses, en marzo de 1893, con su madre. Su infancia y adolescencia transcurrió en la Ciudad de Buenos Aires, en los inquilinatos y conventillos del Barrio de San Nicolás.

En la calle Uruguya 162 fue el primer domicilio donde viviera cuando arribó a Buenos Aires. Era una casa amplia de muchas habitaciones, donde madre e hijo se instalaron en una pieza del primer piso, que le había conseguido su amiga francesa Anaïs Beaux, que al mismo tiempo le daría trabajo como planchadora en su taller sito a pocas cuadras, en la calle Montevideo 463. No se sabe cuanto tiempo vivieron en el conventillo de la calle Uruguay, pero por lo menos allí residieron poco más de una década, hasta que se mudaron a la calle Corrientes 1557, entre fines de 1903 y principios de 1904.
Por su ubicación cercana a la zona donde se encontraban los teatros y lugares de esparcimiento, el inquilinato era habitado también por gente ligada al espectáculo, como Elsa O´Connor, Pierina Dealessi, Luis Sandrini y Tita Merello.
En cuanto a la ubicación exacta de la casa de inquilinato, no sería Uruguay 160, como indica la placa allí colocada, sino que la dirección correcta debería ser Uruguay 162, tal cual mencionan la mayoría de los biógrafos de Carlos Gardel.
Como prueba de este domicilio, existe el acta de detención de Carlos Gardes del día 12 de septiembre de 1904, en la Provincia de Buenos Aires, Oficina Central de Identificación de La Plata, bajo el registro 1614, donde declara vivir en la calle Uruguay 162. Tambien se encontró una solicitud de matricula del 28 de febrero de 1903, para la incorporación de Carlos Gardes a la «Escuela Nacional de Comercio de la Capital», donde consta como domicilio del futuro máximo cantor la calle Uruguay 162

El origen de Gardel, estuvo envuelto en un halo de misterio, debido en parte, a que siempre se mostró reacio a aclarar información sobre sus orígenes. El tema es que Gardel estaba indocumentado, cuando en 1914, se declara la Primera Guerra Mundial. Para ese entonces, tenía 24 años y era ciudadano francés en la Argentina. Entonces hubiera tenido que concurrir al Consulado Francés para inscribirse y marchar al frente, pero no lo hizo. Se sentía argentino.

Cuando en 1920, la compañía de Rosas lo convocó para viajar a España por una temporada teatral, no tenía documentos. Entonces, Gardel solicitó ante el consulado uruguayo en Buenos Aires, una certificación de nacionalidad y una cédula de identidad. En esta oportunidad, declara haber nacido en Tacuarembó, Uruguay, en 1887. Con los documentos uruguayos así obtenidos, adoptó la nacionalidad argentina en 1923.

Como ya dijimos el barrio en el que Gardel se crió es la zona de los teatros porteños que tiene su eje en la calle Corrientes, luego transformada en avenida. Eso le permitió desde muy chico estar en contacto con el mundo teatral. Su madre trabajaba planchando ropa, a veces para algunos de esos teatros, y él mismo fue reclutado por un personaje conocido como «Patasanta», que organizaba claques de aplaudidores en los teatros, cobrando dinero por prestar ese servicio. Con la «troupe de animadores» de Patasanta, Gardel fue claque, utilero y comparsista (extra), a cambio de poder asistir a los espectáculos y recibir entradas. De esta manera logró estar en contacto con actores y cantantes, de quienes imitaría los ejercicios de vocalización y otras conductas que serían de importancia para su futura formación artística.

Siendo ya un adolescente, comenzó a frecuentar el barrio del Abasto, un barrio popular recién organizado alrededor del entonces nuevo mercado, abierto en 1893. Gardel fue invitado por un grupo de jóvenes a integrarse a la «barra» del café O’Rondeman, que estaba en Agüero y Humahuaca. El café era propiedad de los hermanos Traverso (Alberto o «Giggio», Constancio, Félix y José o «Cielito»). Estaba administrado por el primero de ellos, el «Gordo» Giggio o Yiyo, que establecería con Gardel una relación de gran afecto mutuo, con características paterno-filiales, al punto que cuando aquel falleció en 1923, Carlos fue uno de los que sostuvo el féretro. Los hermanos Traverso, liderados por Constancio, dominaban políticamente el barrio del Abasto, en nombre del Partido Autonomista Nacional, el partido conservador fundado por Julio Argentino Roca que gobernó sin alternancia el país, sobre la base del fraude electoral, entre 1874 y 1916. El joven Gardel fue un protegido de los hermanos Traverso, que valoraron desde un inicio la calidad de su canto -de gran importancia para organizar la sociabilidad popular-, y promovieron su actuación tanto en el Bar O’Rondeman, como en los comités conservadores del barrio, de otras zonas de la ciudad, e incluso de Avellaneda

Museo Casa Carlos Gardel, Jean Jaurès 735 , Abasto , CABA (última vivienda de Gardel en la Argentina)

Gardel comenzó a cantar semiprofesionalmente en el café de los Traverso y en el comité conservador de Anchorena 666. Años después, en 1927, se mudó con su madre a una casa que compró exactamente a la vuelta del comité, actual Casa Museo Carlos Gardel. En esa época el canto popular estaba dominado por el arte de la payada, cuya figura máxima era Gabino Ezeiza.​ Gardel no tenía habilidad para inventar sus propios versos a medida que cantaba, que era la característica decisiva para el éxito de los payadores, pero la calidad de su voz le fue abriendo camino poco a poco.

De esa época viene la relación de Gardel con la payada, y el apodo del «Zorzalito» o «Zorzal Criollo», es decir el nombre de uno de los pájaros característicos de las pampas, como es el zorzal, destacado por la belleza de su canto.

Como decíamos, Carlos Gardel comienza su carrera, con un repertorio de canciones criollas, cuplés y payadas, y forma a partir de 1911 el exitoso dúo Gardel-Razzano, con el uruguayo José Razzano.

En 1912 graba sus primeros 7 discos, habiendo escrito la música de alguna de las canciones. Estos discos -grabados por la Casa Tagini representante de Columbia Records- son la primera prueba documental donde aparece su nombre artístico Carlos Gardel.

En 1914, el dúo Gardel-Razzano, es contratado para presentarse en el lujoso Cabaré Armenonville. Según José Gobello, esta es su primera presentación profesional. El éxito en el Armenonville le abriría las puertas, de los escenarios porteños.

En 1915, el dúo debuta con gran éxito, en el teatro Royal de Montevideo. En noviembre, en Argentina, son invitados a interpretar un tema, en la emblemática obra de teatro Juan Moreira.

Antes de finalizar el año, recibe un tiro, en un confuso episodio callejero. Gardel es agredido luego de festejar su cumpleaños en el Paláis de Glace, estando en compañía de los actores Elías Alippi y Carlos Morganti, por la presunta relación del cantante con el hampa. En este episodio, el Zorzal, recibió una bala en un pulmón que sólo le pudieron sacar después de muerto.

En 1917 Gardel cantó y grabó un tango por primera vez. Se trató del tango «Mi noche triste», un tema musical compuesto por Samuel Castriota titulado «Lita» al que Pascual Contursi le había puesto letra. Esta interpretación de Gardel está considerada como la fecha de nacimiento del tango canción: luego de décadas de evolución, el tango había empezado a encontrar cantores y letristas capaces de interpretar la misma cadencia emocional que ya expresaba la música y el baile de tango.

El éxito del novedoso estilo del tango canción no fue inmediato. «Mi noche triste», con su letra lunfarda y su temática sobre el hombre de pueblo abandonado por su mujer («Percanta que me amuraste»), fue recibido por el público sin ningún entusiasmo desbordante. Por otra parte, los cantores «puros» veían con malos ojos ese lenguaje de calle y esa sensualidad prosaica y de mal gusto, que se apartaba del «verdadero arte criollo».

Al año siguiente (1918) el saineteLos dientes del perro, puesto en escena por la compañía de Muiño-Alippi, incluyó una escena en la que la jovencísima actriz Manolita Poli cantaba «Mi noche triste». El número causó sensación y fue decisivo para que tanto la obra como la versión de Gardel, lanzada en disco ese año, fueran un gran éxito.

Gardel debuta como actor en cine en Flor de durazno un largometraje mudo argentino. No conforme con el resultado dedica los años siguientes a estilizar su figra, media menos de 1,70 m y pesaba 120 kg, cambia su voz de tenor a barítono, pasa de la canción campera al tango y se convierte en el galán cantor, que protagonizaría 15 cortometrajes y 9 largometrajes entre Francia y Estados Unidos. Persiguiendo su objetivo de galán cantor, se moldea a sí mismo. Estiliza su figura y cambia su voz, sin embargo, no renuncia a la guitarra con que se acompañaba en la canción criolla , el acompañamiento de guitarras no era frecuente en el tango, fue de trascendental importancia en las interpretaciones de Gardel.

La primera gira europea fue en 1923. Durante esta temporada, el dúo Gardel-Razzano se presentaba con ropas de gaucho, esto aunqu absurdo para él era una imposición por contrato.

En 1924 se produce la culminación de Carlos Gardel como cantante de tangos, cuando graba Príncipe.

En 1925, el dúo Gardel-Razzano se separa. Debido a los manejos turbios que hace Razzano con la plata, Gardel se enoja. Es entonces que, el Zorzal se lanza como solista, repitiendo el éxito de las giras por España en 1925, 1926 y 1927.

En 1928 el ídolo debuta en París, con un éxito arrollador. Hacía dos décadas que el tango, junto con el jazz, acaparaban la atención de la noche parisina en Montmartre y Place Pigalle. El epicentro de la movida tanguera, estaba en el restaurante El Garrón. Sin embargo, con Gardel había llegado a París, la gran voz del tango.

En 1930, hay un punto de inflexión en la vida de Gardel. Su visión anticipadora de 1917, de convertirse en galán cantor de cine, y el trabajo para cumplir su objetivo, darán su fruto.

Las condiciones están dadas. Su figura ahora es elegante y estilizada, pesa 76 kilogramos. La industria del cine sonoro, empieza a producir los primeros films musicales. Las películas se convierten en el esperado trampolín a la fama, que estaba esperando para difundir su imagen a nivel mundial.

Mientras, en Argentina, la situación política se torna compleja para Gardel, en relación a la prensa. Yrigoyen es derrocado por un golpe militar que Gardel apoya. Por esta situación, termina conquistando el odio de los radicales. El público lo adora, pero la prensa y parte del mundo artístico, lo critica por considerar que reniega de sus fuentes nativas.

Entre tanto, filma quince cortometrajes musicales sonoros, cada uno sobre un tema musical, considerados entre los primeros videoclips filmados en Argentina.

Entre tanto, el panorama local se dificulta. Pero claro, como nadie es profeta en su tierra, la fama internacional crece. Durante su estadía en Francia, Gardel filma para la empresa Paramount en Joinville, cerca de París, cuatro películas.

A partir de la película Melodía de Arrabal se consolida la dupla con Alfredo Le Pera (1900-1935), letrista, escritor y periodista argentino autor de la letra de los más conocidos tangos cantados por Carlos Gardel. Mi Buenos Aires querido, Por una cabeza, El día que me quieras, Cuesta abajo, Soledad, Volver y Sus ojos se cerraron, fueron algunas de las letras que se popularizaron en la voz del Zorzal Criollo.

Gardel se despide de Buenos Aires en 1933 sin saber que nunca volvería

Gardel designa como representante a Armando Defino, uno de sus amigos provenientes de la barra del Café de los Angelitos, antes de ser famoso. Ese año concentró sus presentaciones en el interior de Argentina, cantó por radio con una audiencia inaudita, participó en Buenos Aires de la revista De Gabino a Gardel, y grabó varios discos difundidos bajo el título de Gardel canta a Gardel, en los que, utilizando una novedosa tecnología, canta a dúo consigo mismo.

En septiembre conoció en la radio a Hugo Mariani, un uruguayo que hacía años que vivía en Nueva York, donde había creado y dirigía la Orquesta Sinfónica de la National Broadcasting Corporation (NBC), que tenía incluso un programa llamado El tango romántico. Ambos simpatizaron inmediatamente y Mariani le propuso ir a Nueva York para cantar por la NBC. Pocos días después le llegaba el contrato.

El 5 de noviembre de 1933, sus amigos le organizaron una fiesta de homenaje y despedida ante la gira mundial que iniciaría dos días después.

En la noche del 7 de noviembre de 1933 Gardel partió hacia Europa en el barco Conte Biancamano, antes de ir a Estados Unidos. A la mañana Defino, su representante, le había pedido que redactara un testamento ológrafo, es decir escrito de su puño y letra. Ese fue el último día de Gardel en Buenos Aires.

Luego de su paso exitoso por Europa y EEUU , a medianoche del 28 de marzo de 1935 Gardel salió de Nueva York en el yate Coamo para iniciar su gira latinoamericana por Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curazao, Colombia, Panamá, Cuba y México. Lo acompañaban Le Pera, sus guitarristas Barbieri, Aguilar y Riverol, el boxeador argentino José Corpas Moreno como su secretario y el español José Plaja, su profesor de inglés. En Puerto Rico se sumaría al grupo el puertorriqueño Alfonso Azzaf, como masajista y encargado de la iluminación.

La gira no pudo completarse, el show no siepre continua, el 24 de junio de 1935. Murió Carlos Gardel a los 44 años, en un accidente aéreo en Medellín, Colombia.

El avión en el que se encontraba Gardel, intenta el despegue rumbo a Cali, pero de pronto su cola rebota en el piso de pasto. A continuación, el avión se desvía, y se estrella con otro Ford de la empresa Sociedad Colombo Alemana de Transportes Aéreos (Scadta). Ambos aviones quedan envueltos en llamas.

En una nota de mayo de 2018 a la BBC, Artana manifiesta que, en base al cálculo matemático, los peritos pudieron haber utilizado en 1935, se descarta la teoría de que el avión se habría desviado 90 metros como consecuencia del viento.

En tanto, la evidencia científica que Artana aporta, parece demostrar que falló uno de los motores del avión, y que el piloto decidió no abortar el despegue.

Su madre Berta, se encontraba en Toulouse, Francia, Desde allí, autorizó que su hijo fuese enterrado en Buenos Aires como hubiese sido su voluntad.

Después de muchas tratativas los restos mortales de Gardel, partirían desde Colombia hacia Nueva York. Y desde allí, cruzarían el Atlántico hacia Buenos Aires, a bordo del buque Panamerican.

El desembarco del féretro procedente de Nueva York, se produjo el 5 de febrero de 1936, a la una del mediodía. Se instaló una capilla ardiente en el predio del viejo Luna Park. Durante catorce horas, un desfile ininterrumpido le brindó el último adiós al ídolo. Las orquestas de Canaro y Lomuto ejecutaron el tango Silencio, como sierre y despedida.

Una carroza, tirada por ocho caballos negros, condujo los restos mortales del Zorzal hacía el Cementerio de La Chacarita. Jamás, se había reunido una multitud semejante, ni siquiera, para el funeral de Hipólito Irigoyen, en La Recoleta en 1932. El ataúd fue depositado en el Panteón de los Artistas, donde Alberto Vacarezza pronunció un discurso en honor al amigo perdido.

Barrio y Comunas

Mapas y Planos

Mapa oficial CABA
Share via
Copy link
Powered by Social Snap